Buscar este blog

lunes, 4 de mayo de 2015

Cancerina (Hippocratea excelsa)

La Cancerina pertenece a la familia de las Hipocrateaceas (Hippocrateaceae); dentro del género Hippocratea se encuentran alrededor de cien especies distintas. Es fácil confundirla con Hippocratea celastroides por lo que debe cuidarse su identificación.

La Cancerina es una especie que ha sido ampliamente explotada en México por las propiedades medicinales e industriales que se le atribuyen. Dentro de las comunidades más pobres de Guerrero en México, existen numerosas personas dedicadas a la explotación de la Cancerina como principal fuente de ingresos.

Otro de los nombres populares que se le otorga a la Cancerina es Matapiojos haciendo referencia a su actividad de bioinsecticida.

Ancestralmente la Cancerina ha sido utilizada para tratar problemas gastrointestinales como la gastritis, colitis, y úlceras; estudios clínicos modernos han demostrado la eficacia de la Cancerina como gastroprotector lo que la ha llevado a estar en un posible riesgo futuro de extinción por la extracción cuantiosa que sufre en la actualidad. También se ha comprobado su actividad antiinflamatoria y antimicrobiana.

Otra muestra de las maravillas en la creación, es la actividad insecticida de la Cancerina contra diversas plagas de insectos; resalta su efecto contra los mosquitos del género Culex los cuales se encuentran principalmente en climas cálidos donde también se desarrolla la Cancerina y son vectores de enfermedades como el Virus del Nilo Occidental, filariasis, encefalitis virales (japonesa, equina venezolana y San Luis) y la malaria aviar.

La Cancerina es también un antimicrobiano de amplio espectro siendo útil para numerosas infecciones.

Puedes descargar el archivo en formato pdf con toda la información en el siguiente link: Monografía Cancerina

No hay comentarios: