Buscar este blog

lunes, 11 de agosto de 2014

Caoba (Swietenia macrophylla)

La Caoba pertenece a la familia de las Meliáceas (Meliaceae); existen tres especies reconocidas dentro del género Swietenia aunque informalmente se consideran cerca de 40 especies distintas.

El cultivo y explotación de la Caoba ha sido principalmente para aprovechar sus virtudes maderables; muchos consideran a la Caoba como la mejor madera para la fabricación de muebles. En promedio, un árbol de Caoba debe crecer veinte años antes de ser utilizado con fines madereros.

En Malasia, el fruto de la Caoba, conocido como fruta del cielo, se vende con fines medicinales para combatir la disfunción eréctil y mejorar la circulación sanguínea; los productos han sido aprobados por el Ministerio de Salud de dicho país.

Tradicionalmente, se ha utilizado mucho la Caoba para curar la diarrea y la fiebre; estudios en laboratorio han comprobado una fuerte actividad antidiarreica de la Caoba; otro estudio in vitro demostró una potente actividad antimicrobiana de la Caoba, destacando su efecto sobre la Escherichia coli, la cual es causante de muchos casos de diarrea, lo que le da mayor validez científica al uso de la Caoba para combatir tanto la fiebre como la diarrea. También se han comprobado en laboratorio sus actividades como hipoglucémico, hipolipidémico, antiinflamatorio, analgésico, anticancerígeno, contra el virus de la hepatitis C, etc.

Un estudio en Colombia muestra el potencial de la Caoba para contrarrestar el efecto de la mordida de la serpiente mapaná, conocida en México como nauyaca (Bothropos asper).

Por lo anterior, la Caoba puede ser una valiosa herramienta en las zonas tropicales para atender diversos problemas de salud aunado a que no existen reportes acerca de toxicidad por su uso.

Puedes descargar toda la información en formato pdf en el siguiente link: Monografía Caoba

2 comentarios:

Anónimo dijo...

como se prepara la caoba para la mordedura de la nauyaca seria de mucha utilidad aprender a prepararla

Orlando Rene Suarez dijo...

Buenas noches muy satisfecho por este regalo de conocimientos botanicos ancestrales, para que esta cultura se mantenga y la humanidad la conserve.