Buscar este blog

martes, 25 de septiembre de 2012

Apio (Apium graveolens)


El Apio pertenece a la familia de las Ápiaceas (Apiaceae) antes catalogado en las Umbelíferas; el género Apium comprende alrededor de 20 especies de Apios y se consideran 15 variedades dentro del A. graveolens, siendo la más común la variedad “dulce”. Desde los tiempos de los antiguos griegos y egipcios es cultivado y desde el siglo V se tienen referencias de su uso con fines terapéuticos.

El Apio se utiliza bastante de manera tradicional para atender diversos problemas gastrointestinales; varios estudios clínicos han comprobado que muchos de sus usos terapéuticos tradicionales son efectivos, pues cuenta con propiedades para disminuir desde molestias pequeñas como cólicos o gases, hasta regeneraciones del hígado. Es un gran diurético y como alimento es muy útil en casos de sobrepeso.

Cada 100 gramos de Apio contienen 16 calorías; se considera un compuesto de calorías negativas, pues se quema más energía en procesar y digerir el Apio, que las que se obtienen por su ingesta. Se considera que el Apio es la hortaliza con mayor capacidad remineralizante por su alto contenido en sodio y potasio, por lo cual, se considera un magnifico diurético pues no descompensa los niveles de estos minerales en el organismo.

También es un cardioprotector, pues contiene sustancias que ayudan a dilatar los vasos sanguíneos y reducir con esto la presión sanguínea; un estudio con animales de laboratorio, en donde a un grupo le dieron de comer dos tallos de apio en un día, tuvieron la presión arterial 14 veces menor en comparación con el grupo al que no le habían dado Apio.

Por otro lado, diversos estudios han obtenido buenos resultados al utilizar el Apio para disminuir el avance de células cancerígenas, principalmente en el cáncer de mama, próstata y tiroides debido a la Apinegina, sustancia contenida en la hortaliza, la cual además disminuye la toxicidad de la quimioterapia en el corazón y médula espinal.

Es un tranquilizante natural por la cantidad de Vitaminas B que contiene, pero no provoca sedación del sistema nervioso, por lo que no se disminuyen los reflejos.

Con un poco de mayor investigación, pudiera también ser utilizado como anticonceptivo por sus propiedades espermicidas. Ayuda también en problemas de la piel como vitiligo y psoriasis.

Y la lista sigue…..otro ejemplo de plantas comunes que tienen un sin número de aplicaciones terapeúticas.

Sin embargo, el Apio es una de las plantas que más alergias producen, entonces hay que procurar no abusar de su ingesta. Además, puede resultar abortivo, entonces conviene evitarlo durante el embarazo (aún como alimento).

Puedes descargar la monografía con toda la información en el siguiente link: Monografía Apio 

No hay comentarios: