Buscar este blog

viernes, 11 de noviembre de 2011

Ajo (Allium sativum)

El Ajo pertenece a la familia de las Liliáceas (Liliaceae) que es la misma que la de la cebolla y el poro; existen alrededor de 1,250 especies dentro del género allium. Ya era usado como alimento y como medicina desde los tiempos del antiguo Egipto, Roma y Grecia. Para algunos sigue siendo algo repugnante, difícil de comer pero para otras personas es sinónimo de exquisitez y salud.

Al cocer el ajo, se pìerden varias de sus propiedades medicinales. El ajo es una de las plantas más utilizadas con fines médicos tradicionales en todo el mundo por su gran variedad de aplicaciones y eficacia en enfermedades a veces muy graves como infecciones, colesterol y presión arterial alta, y a veces muy sencillas como piquetes de insectos en la piel. El ajo también protege al organismo de la supresión de la inmunidad inducida por la quimioterapia y la radiación ultravioleta.

Es también, una de las plantas medicinales más estudiadas, si no es que la más estudiada; sería imposible recabar todas las investigaciones efectuadas sobre esta planta en una monografía como esta pero tratamos de resumir sus propiedades medicinales. El Dr. Arthur Stoll, ganador del premio nobel, forma parte de los investigadores de todos los tiempos del ajo.

Una de las sustancias curativas más importantes contenidas en el ajo es la Alicina que es la fuente del olor del ajo y esta sustancia se reduce drásticamente al cocer o al dejar secar el ajo para eliminar el olor, eliminando con ello, sus propiedades medicinales. La alicina es tan potente, que mantiene su actividad contra patógenos como el cólera o la tifoidea aun en diluciones de 1/100,000.

Otro dato a resaltar, es que contrario a los antibióticos químicos que eliminan tanto a las bacterias nocivas como a las bacterias útiles para el organismo, el ajo elimina únicamente las bacterias patógenas. 

Puedes descargar el archivo con toda la información en el siguiente link: Monografía Ajo

No hay comentarios: